OEFA confirma segundo derrame de petróleo frente a la Refinería La Pampilla

- - 0 58 Views
Escrito por Carmela Pérez, miembro de la Comisión de Diálogos Humanos del Equipo de Derechos Humanos.

El día de ayer, miércoles 26 de enero, el Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA) confirmó que ha ocurrido un segundo derrame de petróleo frente a la refinería La Pampilla, ubicada en el distrito de Ventanilla, en la provincia de Callao. Este incidente seguiría el derrame de hidrocarburos que se produjo el pasado 15 de enero, que ha sido descrito como el “peor desastre ecológico en la historia reciente del Perú”.

Esta información fue ratificada por la Marina de Guerra del Perú, quien, mediante la Dirección de Capitanías y Guardacostas (DICAPI), informó que el derrame fue avistado cuando uno de los vuelos de inspección realizados el día martes 25 (que tenían como fin el monitoreo de la zona afectada por el derrame de hidrocarburos del 15 de enero) pudo apreciar una “mancha oleosa” en las inmediaciones del Terminal Multiboyas N°2 de la refinería. Según el comunicado emitido por la DICAPI, al consultar a la empresa Repsol sobre el avistamiento, esta informó que se trataría de una filtración de hidrocarburos, que habría ocurrido a pesar de haberse realizado trabajos para retirar el crudo.

De igual forma, la OEFA informó que el derrame se habría producido “cuando se realizaban trabajos previos al retiro del PLEM (Pipeline End Manifolds), que es un equipo de colección y distribución submarina que permite el paso de los hidrocarburos para la recepción o despacho”. La OEFA explicó que este retiro del PLEM es necesario para determinar las causas del derrame previo, ocurrido el 15 de enero.

Ambas entidades han manifestado que se encuentran verificando la magnitud de los hechos y del impacto provocado, con el fin de activar el Plan Local de Contingencia, el cual se encuentra bajo responsabilidad de la empresa, Repsol. Asimismo, la OEFA informó que ha iniciado la supervisión ambiental para verificar la responsabilidad de los hechos, y dijo que “la autoridad de fiscalización ambiental informará oportunamente sobre los resultados de las acciones que viene realizando”.

Se recuerda que, ante el primer derrame del 15 de enero, Repsol hizo alusión a que este había sido producido por los oleajes anómalos que se reportaron tras la erupción del volcán ubicado cerca de la isla de Tonga, sin embargo, esta afirmación contradice a las primeras investigaciones realizadas por la Marina. Asimismo, proporcionó información inexacta sobre la cantidad de barriles de hidrocarburos derramados, lo cual obstruyó el oportuno accionar para poder controlar el problema. De igual forma, este nuevo derrame no fue reportado por la empresa, sino que debió ser cuestionada por la Marina antes de brindar información sobre lo ocurrido.

Desde el Equipo de Derechos Humanos, denunciamos el nuevo derrame ocurrido en agravio contra la naturaleza, así como, expresamos nuestro rechazo por el actuar de la empresa Repsol. Si bien este derrame fue de menor magnitud al ocurrido el 15 de enero, esto no significa que no represente un agravio añadido contra el ambiente. Es imperativo que Repsol asuma la responsabilidad de controlar y limpiar este nuevo derrame, así como el ocurrido hace menos de dos semanas. Igualmente, este nuevo suceso refleja la urgencia de fiscalizar a las empresas de hidrocarburos que operan dentro del país, ya que estos derrames ocurren de forma rutinaria dentro de nuestras fronteras, sin embargo, las empresas no se responsabilizan por lo ocurrido, afectando no sólo el medio ambiente, sino que también a las personas que viven en las zonas impactadas.

Fuentes: La República, RPP, El Comercio y El Peruano.

Escrito por

No hay comentarios

Sigue leyendo

0Posts

0Posts

Busca algún tema

Lo más leído

Síguenos

Facebook