Violencia de bandas en Haití impide que más de medio millón de niños asistan a clases

- - 0 43 Views
Escrito por Andrea Gómez, miembro de la Comisión de Diálogos Humanos del Equipo de Derechos Humanos. 

La población de Haití viene sufriendo múltiples consecuencias debido a los enfrentamientos de bandas que acontecen en Puerto Príncipe, capital del país centroamericano. Una de ellas es que se le está impidiendo a más de medio millón de niños el poder asistir a las clases desde finales de abril. Ello debido o bien porque las escuelas se encuentran cerradas o porque existe una limitación para acceder a ellas. “Citando a fuentes del ministerio de Educación Nacional y Formación Profesional, la agencia detalló que en toda el área metropolitana de Puerto Príncipe hay 772 escuelas cerradas en Croix-des-Bouquets, 446 en Tabarre 274 en Cité Soleil, y otras 200 en Martissant, Fontamara, Centre-Ville y Bas-Delmas” [1].

Estas bandas crean inseguridad en las zonas cercanas a los colegios generando temor en la ciudadanía. Incluso para tratar de controlar este problema y que los alumnos puedan seguir asistiendo a sus lugares de estudio, los directores de estos tuvieron que desembolsar dinero y ofrecerlo a los líderes de las pandillas para que se pueda despejar la zona, acuerdo que acabó cuando las escuelas se quedaron sin fondos [1]. Esta escena de violencia es retratada de la siguiente forma por un representante de UNICEF en la zona: “Las familias, las mujeres, y los niños, niñas y adolescentes tienen miedo de salir de casa. Los niños y niñas tienen miedo de ir a la escuela. Ningún niño, niña o adolescente puede ir a la escuela mientras las balas vuelan en el aire, es inseguro y esto no puede ser” [2].

“Dar a los niños, niñas y adolescentes armas para luchar y utilizarlos como soldados o espías es una violación de sus derechos, y está condenado por las leyes nacionales e internacionales. Me entristece que aquellos que están dispuestos a aprender, y los profesores que están dispuestos a educar, no puedan hacerlo porque se sienten inseguros. Los niños, niñas y adolescentes deben poder ir a la escuela con seguridad, jugar libremente y disfrutar de su condición de niños  y tener la oportunidad de desarrollar todo su potencial [2]”

Sin embargo, no solo está el hecho de que los niños no tengan acceso a la educación por estar impedidos de asistir a clases, sino que también las mismas pandillas los están reclutando como soldados y se les está ofreciendo armas. De esta forma se vulnera su derecho al desarrollo adecuado, a vivir una vida libre de violencia y en general el principio rector de todos los demás derechos del niño y adolescente que es el de interés superior del niño. Otros también están siendo víctimas de lesiones, desplazamiento y muerte. El problema es tan grave que “en 10 días, 10 niños, niñas y adolescentes fueron asesinados, 6 en un solo día” [2]. Asimismo, este conflicto ha llevado a que desde el 2020 más de 19,000 personas sean desplazadas, siendo 15,000 de ellas mujeres y niños.

 

Fuentes:

[1] Naciones Unidas (2022, 6 de mayo). Haití: La violencia de las bandas impiden que medio millón de niños vayan a clase. https://news.un.org/es/story/2022/05/1508282

[2] UNICEF (2022, 6 de mayo). En Puerto Príncipe, Haití, la violencia de las bandas empuja a medio millón de niños y niñas fuera de las aulas. https://www.unicef.org/lac/comunicados-prensa/en-puerto-principe-haiti-la-violencia-de-las-bandas-empuja-a-medio-millon-de-ninos-fuera-de-las-escuelas

 

Escrito por

No hay comentarios

Sigue leyendo

0Posts

0Posts

Busca algún tema

Lo más leído

Síguenos

Facebook