El conflicto que nunca termina: La situación humanitaria en la Franja de Gaza y los derechos humanos vulnerados

- - 0 71 Views
Escrito por Alejandra Vega, miembro de la Comisión de Diálogos Humanos del Equipo de Derechos Humanos.

El 5 de agosto el régimen de Israel lanzó ataques aéreos contra la Franja de Gaza, en donde 13 palestinos perdieron la vida, y resultaron heridos más de 100 palestinos y 7 israelíes [1]. Así, luego del ataque que lanzó el régimen de Israel la primera semana de agosto, la Resistencia palestina respondió lanzando aproximadamente 400 cohetes y morteros hacia los territorios palestinos ocupados por Israel [4]. Cabe mencionar que esta tensión se agravó a partir de que las fuerzas israelíes asaltaron la casa de Bassam al-Saadi, líder de la Yihad Islámica, y lo arrestaron. Anteriormente, Israel y Gaza en mayo de 2021 estuvieron en conflicto donde más de 240 palestinos fallecieron. 

Frente a esto, Lynne Hastings, coordinadora humanitaria de las Naciones Unidas para los Territorios Palestinos Ocupados, expresó su preocupación por la situación de violencia entre los militantes palestinos e Israel en la Franja de Gaza, y resaltó la alarmante situación humanitaria de Gaza no solo debido a la violencia que viene aconteciendo en dicho territorio, sino también por la falta de acceso a los servicios básicos tales como la salud, educación y refugio en la zona ya que el personal humanitario tiene un acceso limitado a Gaza [1]. 

Por ello, el presente texto tiene como objetivo contextualizar la situación en Gaza e Israel, para poder entender la preocupante situación en dicha parte del mundo y cómo, lamentablemente, los derechos humanos de los civiles se ven vulnerados día a día en un conflicto que nunca termina. 

En primer lugar, sobre La Franja de Gaza, es destacable mencionar que este es un territorio de, aproximadamente, 365 kilómetros que se encuentra actualmente bajo control israelí desde 1967 [5] junto con Cisjordania y Jerusalén Este, territorios palestinos donde millones de palestinos viven -o sobreviven- gracias a la ayuda humanitaria que reciben de diversas organizaciones internacionales. 

En mayo de 2021, Rosemary DiCarlo, jefa de asuntos políticos de la ONU, realizó un discurso ante el Consejo de Seguridad de la ONU en una sesión netamente dedicada a la situación de Palestina, y en esta reunión destacó su preocupación por las consecuencias que el conflicto entre palestinos e israelíes están trayendo consigo, pues los combates y ataques han cobrado la vida de miles de civiles, y ha puesto en una situación desesperante a quienes viven en el territorio en conflicto. De igual forma, Mark Lowcock, Secretario General Adjunto de Asuntos Humanitarios y Coordinador del Socorro de Emergencia, afirmó que no existe lugar seguro en Gaza, y que ya van 13 años en los que millones de personas han sido aisladas por la fuerza [2]. 

Tedros Adhanom, representante de la Organización Mundial de la Salud, durante una sesión informativa en Ginebra en el 2021 confirmó que tanto los profesionales como también las instalaciones médicas en la Franja de Gaza están en peligro, ya que, para ese entonces, eran 19 las instalaciones sanitarias afectadas por los combates, una clínica de atención primaria había sido destruída y 41 trabajadores estaban heridos; además de que los daños a las carreteras e infraestructuras como consecuencia de los ataques a la zona hacían aún más difícil el acceso a los hospitales [2]. 

En efecto, las distintas dificultades mencionadas en el párrafo anterior explican por qué es que el acceso a la salud, un derecho humano esencial para todos y todas, es imposible de poder tutelar y proteger. Todavía sigue siendo imposible responder a las necesidades de los civiles en Gaza, debido a la gran escasez de medicamentos y equipo médico; y se añade también a esta preocupante situación, la falta de agua, saneamiento y demás servicios básicos. 

Por otro lado, en la primera semana de agosto de 2022, cuando empezaron los ataques entre Israel y grupos armados en la Franja de Gaza, se informó que, de los 48 palestinos que perdieron la vida, 22 eran civiles (17 niños y 4 mujeres). Asimismo, de los 360 palestinos heridos, dos tercios eran civiles (151 niños, 58 mujeres y 19 adultos mayores). Al respecto, Michelle Bachelet, quien es la alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, dijo lo siguiente: “El derecho internacional humanitario es claro. Está prohibido lanzar un ataque del que se espere que incidentalmente mate o hiera a civiles […]” [3]. Efectivamente, estos ataques violan el derecho internacional humanitario, y los grupos armados palestinos que también han lanzado cohetes y morteros, lo han hecho sin importarles que dichos ataques impactaron en zonas donde viven civiles. De igual manera, la falta de rendición de cuentas, investigaciones rápidas y transparentes de todos los incidentes donde hubieron personas heridas y que perdieron la vida a raíz del uso innecesario y desproporcionado de la fuerza ha dado paso libre a que se sigan vulnerando los derechos humanos, ya que se está frente a un contexto de impunidad donde no nadie se hace responsable de la violencia ejercida en el territorio en cuestión [3]. 

Ahora, si bien se inició un alto al fuego entre Israel y Yihad Islámica teniendo a Egipto como mediador, nada asegura que la tregua se mantendrá y/o por cuánto tiempo [5]; por lo que los civiles viven actualmente con el miedo a que en cualquier momento sean víctimas de otro ataque por cualquiera de los dos bandos. 

A modo de conclusión, lo que sucede en Gaza es alarmante y preocupante para el mundo entero. Un territorio que vive en conflicto, en donde gran parte de la población vive en campos de refugio donde apenas tienen agua potable, comida, servicios de salud, electricidad o energía. En donde civiles e inocentes son víctimas en un conflicto que no les compete, y donde comparten el miedo, el dolor y la depresión de miles de personas que han perdido a sus seres queridos, sus hogares y, probablemente, las esperanzas de un mejor futuro. Los malos tratos, la violencia, la exposición a ataques y bombardeos y la reclusión arbitraria terminan naturalizandose en pleno siglo XXI, donde -supuestamente- los derechos humanos de todos y todas deberían ser respetados. 

Referencias: 

[1] Noticias ONU. (2022, 6 de agosto). La ONU advierte que la última escalada de violencia en Gaza solo puede empeorar su grave situación humanitaria. https://news.un.org/es/story/2022/08/1512632

[2] Noticias ONU. (2021, 18 de mayo). La ONU pide acceso para llevar ayuda a Gaza e intensificar los esfuerzos de mediación. https://news.un.org/es/story/2021/05/1492192

[3] Inter Press Service. (2022, 11 de agosto). Bachelet condena las muertes de niños en Palestina. https://ipsnoticias.net/2022/08/bachelet-condena-las-muertes-de-ninos-en-palestina/

[4] Resumen Latinoamericano. (2022, 7 de agosto). Palestina. ¿Por qué Israel eligió este momento para atacar Gaza?. https://www.resumenlatinoamericano.org/2022/08/07/palestina-por-que-israel-eligio-este-momento-para-atacar-gaza/

[5] The Conversation. (2022, 8 de agosto). Entre la muerte y la destrucción: el último conflicto con Israel revela la magnitud del sufrimiento en Gaza. https://theconversation.com/entre-la-muerte-y-la-destruccion-el-ultimo-conflicto-con-israel-revela-la-magnitud-del-sufrimiento-en-gaza-188389

Escrito por

No hay comentarios

Sigue leyendo

0Posts

0Posts

Busca algún tema

Lo más leído

Síguenos

Facebook