El sexismo en la abogacía: Análisis del rol de Marcia Clark en la serie American Crime Story

- - 0 181 Views
Escrito por Rayza Durand, miembro de la Comisión de Diálogos Humanos del Equipo de Derechos Humanos.

La primera temporada de la serie American Crime Story recrea el caso de The People v. O.J. Simpson, desarrollado entre noviembre de 1994 a octubre de 1995 en la Corte Superior de Los Ángeles. En este, se acusa a Simpson, exjugador de fútbol,  de asesinar a su exesposa Nicole Brown y a la pareja de esta, Ronald Goldman. 

Dentro de la narración de la serie, se desencadenan distintas aristas importantes: la discriminación racial, la violencia contra la mujer, discriminación laboral por sexo, sexismo, etc. A fin de delimitar el tema, el presente artículo propone analizar el rol de Marcia Clark en la serie, una de las protagonistas principales, quien enfrenta distintas dificultades como mujer, madre y abogada en los años 90. En ese sentido, la serie nos muestra a Clark como fiscal principal del caso; sin embargo, es sorprendente advertir el sexismo y escrutinio social que se enfrenta cuando el juicio gana popularidad. A continuación, se analizarán diversos hechos mostrados en la serie que materializan este suceso.  

El primer punto importante se relaciona con el acoso sufrido por parte de los medios de comunicación en relación al aspecto de Clark, principalmente al ser objeto de burla por su peinado y su forma de vestir. Esto es mencionado en diversos episodios y permite observar cómo ello afecta a la abogada, quien decide cambiar su estilo hasta en dos ocasiones.

A nivel general, se puede advertir que la apariencia en el desarrollo de cualquier profesión mantiene una mayor incidencia en las mujeres. En relación a ello, se puede percibir una doble discriminacion. En principio, se espera que la apariencia de la mujer sea delicada, que vista con tonos pasteles, como se le solicitó a Clark. En caso de no cumplir con ello, se le someterá a un juicio social que cobra más importancia que sus resultados laborales. Esta vertiente se puede ver ejemplificada en los comentarios sobre el físico de Clark: “Cuando la gente piensa en Marcia Clark, no tienden a pensar en una fiscal que ganó 19 de los 21 juicios de asesinato que juzgó durante su carrera, sino en ese pelo”. [1] 

Por el contrario, si se cumplen con los cánones de belleza hegemónica, la sociedad tiende a atribuir todos los triunfos a ello, desacreditando el esfuerzo que puede suponer a la mujer el logro de los mismos. Lo que demuestra que, independientemente del físico de las mujeres, siempre se termina demeritando o cuestionando su valía profesional. [2]

El segundo hecho importante se relaciona con la maternidad. Así, la serie muestra que durante el desarrollo del caso, Clark enfrenta un juicio por la custodia de sus hijos, ya que su ex marido la acusó de desatender el cuidado de los menores por priorizar su carrera. En adición a ello, Johnnie Cochran, abogado defensor, se burló del cuidado infantil de Clark cuando ella solicitó que no se realice una sesión nocturna por la necesidad de recoger a sus hijos. De esta forma, se advierte cómo el ejercicio de su profesión genera que se critique su rol como madre –y viceversa-, tanto al interior como exterior del estrado. [3] 

Este es un problema típico que sufren las mujeres como madres al momento de ejercer labores distintas a las de cuidado. En efecto, la tensión entre el estereotipo de madre y el ejercicio de una profesión sigue suscitando problemas para las mujeres en el ámbito laboral, no porque el cuidado de los hijos sea limitante al desarrollo profesional, sino porque el primero se sigue atribuyendo como prioridad exclusivamente de la mujer. [4] 

Esto cobra mayor importancia si se considera que, a diferencia del juzgamiento realizado a las mujeres en su rol de madre, los hombres son elogiados por su dedicación y compromiso si deciden dedicar tiempo libre a sus hijos. [3]

Todo lo señalado se presenta en contraste con los comentarios hacia los defensores de O.J. Simpson, denominado “Dream Team”, equipo conformado únicamente por hombres, quienes fueron juzgados exclusivamente por su desempeño como abogados y no a nivel personal, lo que denota una de las diferencias en el ejercicio de la abogacía para hombres y mujeres. 

A manera de conclusión, es posible señalar que el caso de Marcia Clark refleja una realidad sufrida por una gran parte de las mujeres dentro del mercado laboral, el cual se encuentra inundado de estereotipos y prejuicios asociados al rol esperado de la mujer: el cuidado en la apariencia, el priorizar siempre la maternidad sobre el desarrollo profesional, entre otros. Esto mantiene mayor importancia cuando el puesto que ocupa la mujer corresponde a un cargo alto. En efecto, se espera que las mujeres cumplan un papel cuádruple como mujer, hija, esposa y madre, lo que representa un problema en la demanda de tiempo para la ejecución de tareas laborales y que, acompañado con la falta de reparto equitativo cuidado familiar, dificulta que las mujeres puedan asumir los puestos altos. [4]

En ese sentido, si bien se ha superado, hasta cierto punto, que la mujer pueda introducirse al mercado de trabajo, no se ha logrado que este deje de ser una zona exenta de sexismo y discriminación, lo cual amerita cambios urgentes. 

Referencias 

[1] Rose, J. (2016). Marcia Clark’s Haircut Made People Lose It At The OJ Simpson Trial, & The Sexism Was Real. Romper Entertainment. Recuperado de https://www.romper.com/p/marcia-clarks-haircut-made-people-lose-it-at-the-oj-simpson-trial-the-sexism-was-real-6638

[2] Pariente, E. (2021). Desacreditar a una mujer en lo profesional por su físico: “Si nos preocupamos por nuestra apariencia somos superficiales, pero si no lo hacemos, somos percibidas como poco femeninas”. La Tercera. Recuperado de https://www.latercera.com/paula/desacreditar-a-una-mujer-en-lo-profesional-por-su-fisico-si-nos-preocupamos-por-nuestra-apariencia-somos-superficiales-pero-si-no-lo-hacemos-somos-percibidas-como-poco-femeninas/

[3] Reimer, S. (1995). Marcia Clark’s trials have now begun outside the courtroom. The Baltimore Sun. Recuperado de https://www.baltimoresun.com/news/bs-xpm-1995-03-05-1995064145-story.html 

[4] Aduna, A. y Medina, C. (2021). Las mujeres ejecutivas desde el suelo pegajoso hasta el techo de cristal. En la búsqueda permanente de un horizonte quebradizo. GénEroos. Revista De investigación Y divulgación Sobre Los Estudios De género, 28(30), 305–332. Recuperado de http://ojs.ucol.mx/index.php/generos/article/view/24 



Escrito por

No hay comentarios

Sigue leyendo

0Posts

0Posts

Busca algún tema

Lo más leído

Síguenos

Facebook