Mega operativo exitoso en falsos call center para desmantelar red de extorsión

- - 0 68 Views
Escrito por Giovanni Morris Henry Paredes Guerrero, miembro de a comisión de Diálogos Humanos del Equipo de Derechos Humanos.

El 12 de enero la Policía Nacional del Perú (PNP) realizó un mega operativo en tres distritos de Lima: Lince, San Isidro y Cercado de Lima [1]. Tanta fue la cantidad de detenidos que se necesitaron buses para el traslado a la Dirección de Investigación Criminal (Dirincri). A la llegada a la sede, en los alrededores no solo se observaba la avenida España cerrada y el Metropolitano sin transitar por varios minutos, sino las decenas de padres que esperaban a sus jóvenes hijos descender de los cuatro buses [2].

La intervención policial en los mencionados distritos limeños buscaba combatir las extorsiones por préstamos de “gota a gota”. Específicamente, en este caso, dicha modalidad se desarrollaba, según el comandante general de la PNP, bajo la fachada de tres call centers. El comandante Jorge Angulo, además, precisó a la prensa que la “organización criminal” captaba a personas para laborar en el centro de comunicaciones con la finalidad de extorsionar vía llamada, mensajes y redes [3].

En contraste, las madres y padres aseveraban que sus hijas e hijos no conocían los fines ilícitos de la organización detrás de Alpacash, un aplicativo para conseguir préstamos. “Ella simplemente realizaba cobranza. Ellos son empleados.”, puntualizó a la prensa una de las madres, quien exigía que los dueños del call center sean los responsables por el delito, no los “jóvenes de entre 18 a 30 años” [4]. Además, a partir de una de las declaraciones de un padre, se puede advertir que hubo jóvenes que tomaron este empleo para pagar estudios.

Es cierto que, en este texto, no se podría sostener si las y los jóvenes conocían el trasfondo delictivo de las cobranzas. Por un lado, la forma de desempeñar el trabajo expuesta por el padre no tendría una apariencia delictiva, pues “prohibían usar palabras soeces o dar un trato agresivo” [4]. La consistencia de tal apariencia podría ser verosímil también por la manera formal de reclutar a los y las empleadas. No obstante, según información de la PNP, existen más de 7 000 denuncias acumuladas contra la organización, muchas de las cuales fueron de parte de personas que habían pagado sus deudas, pero no dejaban de ser acosados.

Una de las víctimas de ese acoso también fue una joven que necesitaba dinero para sus estudios. La joven de 26 años denunció la extorsión y el abuso del cobro de un monto equivalente a más del doble de lo que pidió prestado. Aún más, no dejaba de recibir mensajes para que pague la excesiva deuda que se le atribuye, fue avisada que estaba siendo rastreada a todas horas, la amenazaron con bloquear su línea de celular y llamaron a su hermano y a su madre, quien fue la más afectada [5]. Evidentemente, tales acciones de parte de la agencia, si bien no implican insultos o similares, significan una forma de perturbar la tranquilidad de una persona de manera injusta.

Ahora bien, se puede notar que, en este caso relacionado a la extorsión gota a gota, existiría una necesidad que impulsaría a jóvenes, como los referidos, a buscar dinero como dé lugar para pagar sus estudios superiores. Por una parte, en caso de que la responsabilidad delictiva de los trabajadores sea comprobada, quienes permanecen en un empleo remunerado a costa de la integridad de las personas [6]. Por otra parte, en el panorama, también se encuentran quienes recurren a métodos de préstamo dudosos: los riesgos de bajas tasas de interés pueden ser altos, como los ya evidenciados en el caso.

De lo anterior, se puede apuntalar que es importante que, tanto el Estado como el sector privado, puedan ampliar las oportunidades de acceso a estudios superiores o préstamos para continuar los mismos. Además, si bien es razonable que existan requisitos para beneficiar a los más aptos, no se puede perder de vista que es necesario garantizar la calidad educativa previa al inicio de los estudios superiores. De esa forma, desde la educación escolar de calidad, sea pública o privada, se garantizará mejores posibilidades de acceder y permanecer en los estudios superiores.

Bibliografía:

[1] Ministerio Público [@FiscaliaPeru]. (12 de enero de 2024). Ministerio Público ejecutó el allanamiento de tres inmuebles ubicados en Lince, San Isidro y Cercado de Lima, así como la detención de 13 presuntos integrantes de una banda crimina dedicada a la extorsión de ciudadanos [Tweet] [Imagen adjunta]. Twitter. https://twitter.com/FiscaliaPeru/status/1745935458507317375?ref_src=twsrc%5Etfw%7Ctwcamp%5Etweetembed%7Ctwterm%5E1745935458507317375%7Ctwgr%5E610e40049440e4bb2a5a709f085383b97053df90%7Ctwcon%5Es1_&ref_url=https%3A%2F%2Felcomercio.pe%2Flima%2Flince-pnp-interviene-tres-call-centers-relacionados-a-extorsion-via-aplicativo-de-celulares-gota-a-gota-delincuencia-policial-ultimas-noticia%2F

[2] Redacción EC (2024) Padres de jóvenes detenidos en falsos call center indican que sus hijos no sabían de las actividades de extorsión. El Comercio.

[3] Redacción EC (2024) Lince: intervienen call centers vinculados a extorsionadores del ‘gota a gota’ vía apps en celulares. El Comercio.

[4] Saavedra, N. (2024) Falsos call center en Lince eran centros de extorsión por gota a gota: PNP intervino a más de 300 personas. La República.

[5] Ayarza, K. Joven pide préstamo por S/240 y ahora le cobran S/10.000: llaman hasta a su mamá para cobrarle. La República.

[6] Carhuaz, M. Delito de extorsión y sus efectos en el derecho a la integridad, distrito de Ayacucho, 2019. Universidad César Vallejo.

Escrito por

No hay comentarios

Sigue leyendo

0Posts

0Posts

Busca algún tema

Lo más leído

Síguenos

Facebook