Raida Cóndor: De madre luchadora a activista terruqueada

- - 0 187 Views
Escrito por Carmela Pérez Piscoya, miembro de la Comisión de Diálogos Humanos del Equipo de Derechos Humanos.

Durante la época de violencia que sufrió el país entre los años 1980 – 2000, se cometieron múltiples  violaciones a los derechos humanos, tanto por parte del Estado como por parte de agentes subversivos y agrupaciones terroristas. Durante este período, muchas personas fueron víctimas de desapariciones forzadas, asesinatos y torturas, tras las cuales sus restos eran dispuestos de forma clandestina y dejando pocas posibilidades de poder encontrar sus restos. Es bajo este contexto de violencia que Alejandrina Raida Cóndor Saez, madre de una de estas víctimas de desapariciones forzadas, inicia su activismo por la memoria y la justicia. 

Caso “La Cantuta”

Uno de los casos de violaciones de derechos humanos más representativas del conflicto armado interno es la denominada “matanza de La Cantuta”, la cual fue perpetrada por miembros del grupo paramilitar “Grupo Colina”, adscrito al Servicio de Inteligencia Nacional (SIN), que operó durante el primer gobierno del expresidente Alberto Fujimori. 

En la madrugada del 18 de julio de 1992, dos días tras el atentado ocurrido en la calle Tarata, integrantes del Grupo Colina irrumpieron en los dormitorios de la Universidad Nacional de Educación Enrique Guzmán y Valle (también conocida como “La Cantuta”), secuestraron, torturaron y desaparecieron a 9 estudiantes y un profesor universitario [1]. Entre los estudiantes desaparecidos se encontraba Armando Richard Amaro Cóndor, hijo de Raida Cóndor. 

En abril de 1993, varios meses después de la desaparición de los estudiantes y el profesor, los familiares de las víctimas acudieron al Congreso, ya que el entonces congresista Henry Pease iba a brindar información sobre las desapariciones de los estudiantes [2]. La información obtenida por Pease provenía de un sobre anónimo enviado por militares del Ejército Peruano, y establecía que las víctimas habían sido ejecutadas y enterradas en fosas clandestinas ubicadas en Cieneguilla. Incluso entonces, solo fue posible recuperar la mitad de los restos de las víctimas, ya que hasta el día de hoy falta recuperar 5 de los cuerpos de los desaparecidos, entre ellos, el de Armando Amaro [3]. 

Búsqueda de su hijo, Armando Amaro

Aún antes de tener conocimiento sobre el destino final que tuvo su hijo, Raida Cóndor participó de forma activa en su búsqueda, buscándolo en la DINCOTE, la Comisaría y los hospitales, incluso llegando a presentar un recurso de hábeas corpus ante el Décimo Cuarto Juzgado Penal de Lima, a favor de los 10 secuestrados en La Cantuta [4]. Asimismo, junto con otros familiares de las víctimas, presentó una petición ante la Corte Interamericana, por la presunta detención y desaparición de los 9 estudiantes y el profesor. 

El día que se encontraron las fosas clandestinas de Cieneguilla, el 08 de julio de 1993, la Fiscalía encontró las llaves de Armando Amaro; sin embargo, no fue posible encontrar su cuerpo. Es a partir de este hecho que Raida Cóndor intensificó su búsqueda por la justicia, dejando su trabajo como lavandera para poder dedicarse a la búsqueda de su hijo, teniendo que pasar por procesos judiciales largos y penosos [4].

Es en base al activismo y constante participación de Cóndor, así como de otros actores, que el 07 de abril del 2009 se condenó a Alberto Fujimori por crímenes de lesa humanidad por las matanzas de Barrios Altos y la Cantuta, en calidad de autor mediato. Cabe mencionar que, según la misma sentencia, la Sala Penal Especial declaró que, tras las investigaciones judiciales, se encontró que las víctimas de La Cantuta (y Barrios Altos) no tenían vínculos con Sendero Luminoso, o ninguna otra organización terrorista. 

“Terruqueo” por parte de Willax

De igual forma, es imperativo mencionar que el activismo por la justicia que practicaban los familiares de las víctimas de La Cantuta no ha sido libre de oposición. En muchos casos, las familias recibieron amenazas de muerte. Por ejemplo, en el caso de Raida Cóndor, se le envió una corona mortuoria a la Asociación Pro Derechos Humanos (APRODEH) con su nombre, y amenazaron a su hija, diciéndole que iba a morir de la misma forma que su hermano. Además, así como se acusaba a las víctimas de ser terroristas, muchos de los familiares de los mismos también sufrieron el mismo trato, entre ellos, la señora Cóndor. 

Uno de los ejemplos más recientes de estas necedades es lo ocurrido recientemente en el programa de Beto Ortiz en Willax, Beto a Saber. En un reportaje de este programa, difundieron una imagen de Cóndor junto con la actual Ministra de la Mujer, Diana Miloslavich, afirmando que Cóndor era la terrorista Iris Yolanda Quiñonez Colchado, alias camarada “Bertha” [5]. Esto fue publicado  con el fin de desacreditar a Miloslavich, sin embargo, constituye una difamación contra Cóndor, por lo que su familia exigió una rectificación y disculpa por parte de Beto Ortiz. 

Adicionalmente, la abogada de Cóndor (Gloria Cano) mencionó que la situación se ve agravada al tener en cuenta que tanto Ortiz como Claudia Toro (la autora del reportaje) conocen a la activista, y que Ortiz ha realizado entrevistas con ella de forma repetida [5]. Evidentemente, el reportaje no fue publicado con fines informativos, sino que fue hecho con fines deliberadamente nocivos, teniendo en cuenta las repercusiones nocivas que produce el terruqueo en la imagen pública de las personas.

Conclusión

Al igual que muchos otros activistas por los derechos humanos, Raida Cóndor ha sufrido muchas difamaciones e intentos de desacreditarla, con el fin de ocultar los hechos ocurridos durante el conflicto armado interno. Al terruquear a estos activistas, se intenta encubrir las prácticas realizadas por parte del Estado peruano durante esa época, ya que, como lo estableció la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH), esta consistía en un “patrón de conducta por parte del Estado en el marco de su referida estrategia, llevando a una práctica verdaderamente criminal, con el empleo de recursos y medios materiales del propio Estado”, estableciéndolo como uno de los responsables principales de las violaciones a los derechos humanos que ocurrieron en este periodo de violencia [4]. 

En nuestro país, el terruqueo es una práctica bastante común en contra de las personas que muestran atisbos de tener ideologías políticas de izquierda, sin embargo, no se toma en cuenta la gravedad de estas acusaciones. Al terruquear a estos activistas por la memoria y la justicia, se hace creer que la violencia sufrida durante esa época fue unidireccional, ignorando el papel que el Estado mismo tuvo en la perpetuación de esta. Asimismo, socava la labor realizada por estos activistas, interfiriendo con la labor que realizan, sin tomar en cuenta que esta nace de un lugar de trauma y dolor. Es por esto que es imperativo rechazar cualquier acusación infundada de terrorismo, ya que no solo consiste en una deshonra contra la memoria de las víctimas del terrorismo, sino que también es una afronta a la labor que realizan las personas que luchan por la memoria y la justicia, que hace tanta falta tras tantos años de encubrimientos. 

Bibliografía

[1] Centro por la Justicia y el Derecho Internacional. (2021). La Cantuta. Cejil

https://cejil.org/caso/la-cantuta/ 

[2] Cruz, R. (2013). La Cantuta: la historia del invencible anhelo de Raida Cóndor. El Comercio

https://elcomercio.pe/politica/gobierno/cantuta-historia-invencible-anhelo-raida-condor-noticia-1600969/?ref=ecr 

[3] Amaro, C., Ortiz, G. y Familiares del caso La Cantuta. (2019). Cantuta 27 años: No estamos todos, nos faltan cinco. Amnistía Internacional

https://amnistia.org.pe/noticia/cantuta-nos-faltan-cinco/

[4] Corte Interamericana de Derechos Humanos. (2006). Caso La Cantuta vs. Perú. Corte IDH

https://www.corteidh.or.cr/docs/casos/articulos/seriec_162_esp.pdf

[5] Castro, L. (2022). Familia de Raida Cóndor tomará acciones legales contra Willax en caso de no rectificarse. La República

https://larepublica.pe/politica/2022/02/10/raida-condor-familia-tomara-acciones-legales-contra-willax-en-caso-de-no-rectificarse-beto-ortiz-claudia-toro-atmp/ 

Escrito por

No hay comentarios

Sigue leyendo

0Posts

0Posts

Busca algún tema

Lo más leído

Síguenos

Facebook